Hosting web: ¿de qué trata?

Foto por: freeche

Si vas a crear o tienes una página web deberás contar con algunos servicios adicionales que harán que esté completamente operativa y funcional.

Uno de los más indispensables es el alojamiento o hosting web ¿Te preguntas de qué va? Si la respuesta es afirmativa entonces debes saber que se trata de un servicio de almacenamiento ofrecido por servidores.

A ver, un sitio web requiere ser almacenado en un ordenador, el cual siempre deberá estar encendido para que así puedas acceder al portal en todo momento. Esta máquina siempre está conectada a Internet mediante una red que tiene un ancho de banda más amplio, y potente, que el ofrecido por las conexiones domésticas convencionales.

Dicha máquina es mundialmente conocida como servidor y este se mantiene operativo las 24 horas del día, los 7 días de la semana. En esencia los proveedores de hosting web permiten alojar páginas para que estén al alcance de todos desde cualquier lugar del mundo y a cualquier hora.

Lo más común es que las personas que deciden tener un sitio web alquilen el servicio de hosting, y de hecho ya existen empresas que cuentan con servidores propios localizados en un Centro de Procesamiento de Datos.

Este último no es más que una infraestructura que cuenta con los sistemas de seguridad, -bien sean físicos, de hardware o software- más avanzados del mundo, así como con conexiones a Internet protegidas e ininterrumpidas que evitan que se produzcan fallas o errores.

Tipos de hosting web

La contratación de uno u otro tipo de hosting dependerá fundamentalmente del tipo de sitio web que tengas o que desees poner en funcionamiento. Es decir, si necesitas poner en marcha un blog lo más recomendable es que contrates un plan de hosting básico, pero si por el contrario tendrás una tienda online, lo mejor es que inviertas en un alojamiento más especializado o profesional.

Entonces, en función de las especificidades y necesidades de cada sitio existe lo siguiente:

Hosting compartido

Se trata de un alojamiento web que te ofrece espacio en un servidor para compartir recursos con otros usuarios. Es decir, que pues alojar varios sitios en un mismo hosting. Lo mejor de todo es que ciertos proveedores ofrecen servicios de alojamiento de tráfico ilimitado, para que la página no se vea afectada si llega a su pico de consumo en un mes determinado.

Servidor virtual VPS

Este es un servidor virtual privado y físico que se divide en diversas máquinas virtuales independientes o no relacionadas. Destaca que el hardware es compartido y esto implica que el costo es menor al de un servidor dedicado físico.

En resumidas cuentas, lo más llamativo de este tipo de hosting web es que es más potente y flexible en comparación con un alojamiento compartido regular.

Hosting de WordPress

El llamado Plan WordPress es un servidor que ha sido configurado y optimizado en una plataforma especializada en WordPress; el gestor de contenidos con mayor demanda a escala universal.

Servidor dedicado

Esta es una máquina física o un ordenador que puede ser usado exclusivamente por un cliente. Este puede usar todos los recursos del servidor: ancho de banda, espacio en disco y mucho más.

Es el más contratado cuando se deben alojar sitios web que tienen un volumen de tráfico mensual bastante alto, o que deban usar intensamente recursos de flexibilidad, transferencia y rendimiento.

Hosting Business

Este alojamiento ofrece ancho de banda, memoria RAM y CPU dedicados, de modo que es ideal para aquellas páginas que registran un alto volumen de tráfico, como las tiendas en línea o de comercio electrónico, o para aquellas que hacen un uso intensivo de datos.